BAKAILUAK SL. Compra aquí el mejor bacalao, lo enviamos en 24 horas, en días laborables. Te sugerimos las mejores recetas para cocinar. +34943637117 - bakailuak@gmail.com

Recetas de bacalao. Revuelto de bacalao con salsa de pimientos del Piquillo


Revuelto de bacalao con salsa de pimientos del Piquillo

  • 4 trozos de bacalao de unos 100 g. cada uno previamente desalados
  • 6 huevos
  • 6 cebolletas
  • 6 pimientos verdes
  • 6 dientes de ajo
  • 1/2 l. de aceite de oliva
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 4 pimientos del piquillo
  • 4 dientes de ajo
  • 1/4 de litro de caldo de verduras
  • 4 cucharadas de nata
  • Perejil picado

Sacar el bacalao del remojo, escurrirlo y desmigarlo retirándole cuidadosamente todas las espinas. Las pieles, aunque al ojo pueden quedar raras, aportarán una agradable gelatinosidad a la preparación.

Poner en el aceite, a fuego muy suave, 4 dientes de ajo enteros y los pimientos del piquillo durante unos 45 minutos. Desechar los ajos, reservar los pimientos y filtrar el aceite.

En cuatro cucharadas de ese aceite, rehogar las cebolletas, los otros dos dientes de ajo y los pimientos verdes partido todo en juliana fina. Dejar hacer pausadamente hasta que empiece a tomar color el conjunto. Retirar la mitad de esta preparación y reservarla.

A la otra mitad, incorporarle el bacalao desmigado y mover constantemente para que suelte la gelatina. Ir vertiendo poco a poco el resto del aceite en el que hemos hecho los pimientos y seguir moviendo sin cesar hasta que se haya incorporado todo el aceite y quede bien ligado. Todo esto hacerlo fuera del fuego o a fuego muy suave. El bacalao no debe pasarse de punto.

Poner en una batidora los pimientos del piquillo previamente troceados, la parte de las verduras que habíamos reservado y el caldo de verduras y batir. Pasar el resultado por el chino e incorporar la nata.

Batir los seis huevos y añadirlos, manteniendo el fuego suave, al bacalao, revolviendo el conjunto para que se forme una especie de crema que retiraremos apenas empiece a cuajar. Esta última operación conviene hacerla justo en el momento de servir ya que, sino, el revuelto podría secarse.

Cubrir con la salsa el fondo de cada plato y, en el centro, depositar una porción del revuelto de bacalao. Espolvorear con perejil picado.